Página de inicio

Regionalización

El territorio nacional está dividido políticamente en provincias. Pero existe otra forma de dividirlo: en regiones. Las regiones son recortes del territorio que agrupan áreas de acuerdo con alguna característica común, pero que no tienen una autoridad política. Por ejemplo, pueden agruparse áreas con similares características naturales, como el relieve, el clima o la vegetación. También pueden definirse regiones sobre la base de características sociales, culturales o económicas comunes. La división en regiones puede ser una herramienta muy útil para agrupar características del territorio más allá de los límites de las provincias.


Las provincias que componen cada región han tenido procesos de poblamiento y ocupación del territorio parecidos. En cada región, se valoran similares recursos naturales y las actividades económicas suelen ser muy parecidas. Como también comparten problemas sociales, la agrupación regional puede servir para buscar soluciones conjuntas.