Era un pueblo recolector de frutas, raíces y plantas. Con la algarroba preparaban el patay y chicha o aloja con la que se alcoholizaban sólo los hombres, en festines y velatorios.

De la totora comían la raíz y realizaban sus embarcaciones.
También fueron pescadores y cazadores de aves, con cuyas plumas se hacían vestidos y adornos. Venados, guanacos y tatúes eran el objetivo de sus cacerías.

Son   excelentes cesteros y alfareros. Las tramas de las canastas y cestas de paja son tan fuertes y apretadas que el agua no se derramaba. Vasos y tazas estaban hechos de este aterial. Utilizan el mortero horadado sobre el suelo rocoso, donde molían el maíz y a la vez servían de contenedores de líquido